¿Por qué las instituciones públicas requieren los servicios de la nube?

 

Aunque el ahorro de recursos figura entre las prioridades de las instituciones, a veces queda por fuera la modernización de sus procesos internos y la gestión de servicio, lo que sugiere la necesidad de atención más personalizada a los ciudadanos y usuarios de las entidades públicas. Una inversión en la nube surge como alternativa a la eficiencia de las inversiones gubernamentales.

 

Constantemente el sector público recibe quejas de burocracia o inseguridad en los datos que se almacenan, sin embargo, para aumentar la confianza en sus sistemas, la comunicación es el primer paso para conectar con las exigencias y agilizar los procesos internos. La nube es la entrada a una fase de oportunidades sólidas, desde accesos a información como clasificar datos sensibles o confidenciales, en una era amenazada por las interferencias de virus y las extorsiones cibernéticas.

 

Los beneficios de la nube son amplios, aunque la palabra apela a una carga tecnológica grande, sus ventajas apoyan a un manejo financiero, de recursos humanos y procesos administrativos. Las soluciones se dirigen tanto a nivel externo e interno para crear sintonía entre la satisfacción de los servidores públicos y los clientes. Las interacciones digitales se han convertido en nuevos hábitos para las personas, lejos están los tiempos que simplemente se experimentaba, sin pensar en la vitalidad que ha cobrado la tecnología en la última década.

Uno de los ejemplos sugeridos por Oracle Latinoamérica es la ejecución de los servicios de la nube en el Hospital de Clínicas de Portoalegre en Brasil, el cual se enfoca en asegurar la disponibilidad de datos clínicos y la información sobre diagnósticos de pacientes, así se redujo a la mitad el tiempo requerido para el registro de datos en sus sistemas de información.

 

Es un hecho, no se deben cerrar los cambios frente a la modernización y confiar  en  los métodos del siglo XX simplemente por sus costos  económicos , una apertura a la renovación es  necesaria, no por sugerencias de marketing,  sino porque los usuarios demandan mejores servicios y las instituciones deben prepararse para optimizar las condiciones a sus colaboradores y ciudadanos.

 

Lea: ¿Por qué los colaboradores necesitan tecnología para su efectividad?